Con un diseño refinado y sutil, así como con un amplio panel frontal con rejilla, la M30 Black demuestra ser una caja versátil. En el amplio interior hay espacio suficiente para una cantidad considerable de hardware que permite crear potentes PC para juegos u ordenadores de oficina fiables. La temperatura en la M30 Black se mantiene agradable y fresca gracias al panel frontal con rejilla y a la opción de instalar un radiador de 360 mm detrás del panel frontal o debajo del panel superior.
Un soplo de aire fresco
La M30 Black está equipada con una amplia gama de opciones de refrigeración. Se pueden instalar hasta siete ventiladores PWM en la caja ATX. Ya hay un ventilador PWM de 120 mm instalado en el panel posterior, y hay otro ventilador PWM detrás del panel frontal, donde hay espacio para dos ventiladores adicionales. Para mejorar aún
Diseño sencillo y atemporal
Con un acabado negro mate y un diseño minimalista, la M30 Black tiene un aspecto atemporal que se adapta a todo tipo de configuraciones. Destaca el panel frontal con su amplia superficie de rejilla. Los bordes redondeados enfatizan el diseño sutil, mientras que, al mismo tiempo, el panel frontal permite que una importante cantidad de aire sea atraído hacia el interior de la caja.
Opción fácil para la refrigeración por agua
Si se prefiere el agua al aire para refrigerar los componentes de hardware, la M30 Black ofrece la posibilidad de instalar un sistema de refrigeración por agua. Bajo el panel superior o detrás del panel frontal, hay espacio para un radiador de 360 mm. En función del tamaño de la placa base y la altura de la RAM, el radiador y los ventiladores debajo del panel superior pueden alcanzar una altura de entre 5 y 20 cm.
Más de lo que parece
Aparte de su aspecto sutil en el exterior, hay mucho espacio en el interior. Para una construcción potente, se pueden instalar fácilmente grandes piezas de hardware con amplias dimensiones. En la caja se pueden instalar fuentes de alimentación de hasta 22 cm de longitud o tarjetas gráficas de hasta 38 cm. La M30 Black está equipada con un puerto USB tipo C para una rápida transferencia de datos y una óptima conectividad con los dispositivos móviles modernos.
Pulcra y simple
Con la M30 Black es posible una instalación sin problemas de todos los componentes. En unos sencillos pasos, los discos duros o SSD pueden ocultarse dentro del túnel para la fuente de alimentación o detrás de la bandeja de la placa base. Gracias a los pasajes de cables de fácil acceso, el cableado también puede desaparecer de la vista, y el interior de la caja se mantendrá limpio y ordenado.
General
Factor de forma:
ATX, E-ATX
Ranuras de expansión:
7
Lacado interior:
Instalación de dispositivos sin herramientas:
Sistema de gestión del cable:
Panel lateral:
Metal
Peso & Dimensiones
Peso:
6,2 kg
Dimensiones (L x An x Al):
45,7 x 22,0 x 48,8 cm
Máximo número de bahías
3,5":
2
2,5":
4
I/O
Tipo C (USB 3.2 Gen 2):
1
USB 3.0 (superior):
2
Audio (superior):
Configuración del ventilador
Panel frontal:
1x 120 mm ventilador PWM (preinstalado) o 2x 120 mm ventilador (opcional) o radiador* (opcional)
Panel posterior:
1x 120 mm ventilador PWM (preinstalado)
Panel superior:
3x 120 mm o 2x 140 mm ventilador o radiador* (opcional)
Compatibilidad
Placa base:
Mini-ITX, Micro-ATX, ATX, EATX
Máx. longitud de las tarjetas gráficas:
38,0 cm
Máx. altura del refrigerador CPU:
17,2 cm
Máx. longitud de la fuente de alimentación:
22,0 cm
Máx. altura del radiador incl. ventilador (frontal):
6,0 cm
Máx. altura del radiador incl. ventilador (superior):
Min. 5,0 cm**
Accesorios opcionales
SilentStorm BW120 PWM
Vertical Graphics Card Kit 3.0
Vertical Graphics Card Kit 4.0
Contenidos del paquete
M30 Black
Conjunto de accesorios
Manual
Nota
* El radiador de 360 mm se puede instalar en la parte superior o delantera de la caja
** Según tamaño de placa base y altura de RAM
Código de barras
4044951037933
Ficha técnica
Manual
Certificaciones